YOSHII GALLERY

Hovey Brock - Art News

1991

Nueva York

 

 

Sin todavía cumplir 30 años, pero habiendo expuesto en 4 continentes, el artista colombiano Jaime Franco recibió su educación formal e informal en Paris. Sus pinturas al óleo están forjadas en grises oscuros y colores tierra, pulidas hasta lograr un terminado satinado usando trapos, espátulas y sus propias manos. El resultado es un trabajo claramente mas cercano al espíritu del norte de Francia que al latinoamericano. Pero el placer de estas piezas reside no solo en la sobriedad de su belleza sino también en la manera  como las metódicas capas de líneas y cuadriculas pueden involucrar al espectador.

 

Franco incluye algunas piezas pequeñas en esta exposición pero sus grandes formatos- por encima de los 6 pies- permiten mayores huellas y texturas. Marco Lombardo (todo los títulos derivan de la Divina Comedia) consiste en líneas rectas y curvas alterándose sobre un fondo ocre perlado. Una cercana inspección revela una maya de puntos parcialmente oscurecidos y, en última instancia, toda una nueva estructura.

 

Muro (Citá de Dite) combina una sutil trama con una sofisticada calidad tonal. Es el trabajo más impactante de la exposición. Puntos organizados en una cuadricula libre cubren toda la superficie. Cerca a la base, interceptándose unos a otros, establecen una línea de horizonte. Por encima del horizonte la cuadricula se expande y se contrae rítmicamente. Parches de rojo terracota avanzan y áreas color gris piedra retroceden acentuando las pulsaciones. La riqueza de esta pintura y de otras dan sólida evidencia de las habilidades de Franco. Es claramente un artista para observar.

>

<

-