SURAMERICANA

Alberto Sierra

2002

 

 

Para la construcción de sus obras Jaime Franco superpone finas capas de pintura a una estructura previamente establecida, que habla de su sentido de la geometría. Una atmósfera densa, traslucida a veces, nos permite reconocer poco a poco los colores que la conforman: amarillos, rojos, verdes, negros siempre.

 

Mediante espátulas, cuchillos, pinceles o presiones manuales ejercidas sobre un lienzo adherido a un soporte sólido, Franco moldea su pintura y hace evidente el proceso creativo.

 

Una lucha fondo-figura descubre o borra los elementos y deja lo esencial:  imagen reconocible y evocada, cuya forma desborda el espacio que trata de contenerla. En ese momento la idea de lo real induce a evocaciones poéticas tales como lluvia, brasa, estanque ruina. El resultado final es, sin embargo, una pintura independiente de lo que presenta, que se afianza mediante su proceso, su sencillez, su refinamiento visual.

>

<